Abel Dueñas, superviviente de la Guerra Civil Española: ¨Mi madre me decía que apagara la luz cada vez que pasara un avión¨

Víctor Dueñas. Entrevistamos a quien siendo un joven niño de 3 a 9 años vivió una guerra en su país.

Entrevistamos a un superviviente de una de las peores guerras que ha superado nuestro país, la Guerra Civil Española (1936-1939). Hoy Abel Dueñas Ruiz nos cuenta cómo pasó la guerra y su experiencia como niño en una guerra civil. Este amable mayor nació en 1933 y a la temprana edad de 3 años fue cuando empezó a vivir la terrible experiencia de estar en una guerra civil y a la edad de 6 años pensó que todo acabó pero él nos explica cómo la guerra no solo fue esos 3 años.

Nos cuenta cómo se vive en una guerra civil siendo un niño de no más de 9 años, vivió la guerra desde 1936 hasta 1939 pero nos explica cómo no solo fueron esos 3 años sino además los próximos 2 ya que se perdió mucha gente, mucho dinero y muchísimos productos que se exportaban a otros sitios.

P: ¿Cómo se comía en aquellos tiempos?

R: Yo en aquella época vivía en pueblo, en mi opinión, todo en un pueblo era mejor, más seguro y más agradable. En los pueblos al año matábamos 2 o 3 cerdos de más o menos 250 kg para comer entre todos, así que mal mal no comíamos, pero la comida no era muy abundante, de hecho, era bastante escasa. Del cerdo nos comíamos todo, costillas cabeza, rabillo, grasa, etc. Si algo no se comía, era la grasa y eso era porque no había jabones, los hacíamos nosotros mismos.

P: ¿Solo comíais eso?

R: No, en los pueblos comíamos los cerdos y cochinillos que matábamos, pero además cada uno tenía unos huertos y en esos huertos cada uno plantaba lo que quería y esa era la comida adicional que tenía cada uno, pero además había unas tierras comunes en las que había trigo, de esas tierras es de donde se sacaban los materiales para hacer el pan, en nuestro pueblo no había molino así que teníamos que ir a pueblos cercanos a moler el pan y luego lo hacíamos en los hornos del pueblo.

P: Es decir, erais autosuficientes.

R: Totalmente, nadie nos daba nada, todo lo hacíamos nosotros.

P: ¿Y los estudios en esa época como eran?

R: No tenías que ir a la escuela si no querías y además las escuelas estaban en la ciudad, tenías que ir andando al ferrocarril para todas las mañanas ir hasta la ciudad e ir a la escuela, en la cual los profesores eran republicanos por lo que se fueron de la escuela y estuvimos un tiempo sin profesor/a hasta que un tiempo más tarde llego una profesora muy maja que nos enseñó mucho. Las escuelas eran muy malas, para calentar solo había una estufa y éramos nosotros los que teníamos que llevar la madera para que diera calor, los alumnos éramos los que proporcionábamos el material para dar calor.

P: ¿Qué transporte había?

R:(Riéndose) No había de eso, era o ir andando que era poco seguro o ir en ferrocarril, que era un mal tren en el que siempre hacia frío, siempre estaba sucio y que siempre olía mal en el que te solían robar.

P: ¿Tenías algún familiar en la guerra?

R: Si, tenía un tío, gracias a ese tío que tenía en la guerra yo me sentía más seguro, yo era un chaval que no tenía ni idea de lo que pasaba a mi alrededor, solo sabía que corría peligro y que tenía un tío que fue para acabar con todo, mi madre siempre me repetía do cosas, la primera: siempre que pase un avión, apaga la luz. La segunda cosa que siempre me decía era: este tío tuyo ha ido para acabar con todo y que todo salga bien.

Yo me lo creía y así era más feliz, pensaba que estaba seguro ya que él estaba ahí fuera protegiéndome.

victor

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s